Saltar al contenido

Día del Orgullo Friki

Freaky o Geek en inglés, Otaku en idioma japonés, son sinónimos que se utilizan para denotar algún tipo de excentricidad, anomalía o rareza, una cierta desviación respecto de lo que es normal, rozando lo absurdo con lo bizarro. Llevándolo al idioma español por la fonética de su traducción, es lo que hoy escuchamos por las calles como “Friki”.

Años atrás, en la historia se les denominaban de manera peyorativa “Freak” aquellas personas que participaban en circos o ferias populares como fenómenos de la naturaleza con alguna característica distintiva fuera de la anatomía normal de una persona como lo son mutaciones o malformaciones. Podremos recordar de alguna película a la mujer barbuda, el hombre elefante, personas con enanismo, el hombre que devoraba largos sables, la niña con 4 piernas y demás. Estos espectáculos se llamaban “Freak Show” y las primeras exhibiciones de rarezas humanas pueden ser localizadas en la Inglaterra del siglo XVII. Uno de los espectáculos con más reconocimiento fue el del empresario Tom Norman.

En un orden cronológico también se podría agregar aquel apogeo impulsado en la época de los 60 en la escena estadounidense por un grupo de personajes que iban de fiesta en fiesta vestidos con atuendos extravagantes y comportamientos disparatados, de los cuales algunos apuntan al gran guitarrista Frank Zappa como pionero de este movimiento debido a su apariencia controversial, su actitud satírica y a su estilo de música experimental. Incluso también por su disco “Freak Out”, que luego este nombre fue utilizado para convenciones animes. Acercándonos a la actualidad, también tendríamos que nombrar los eventos organizados por Tim McEachern en  1998 en la ciudad de Albany, capital de Nueva York.

Imagen Día del Orgullo Friki

Sin embargo, hoy en día suele asociarse el término a fanáticos gamers, aficionados extremos a ciertos animes, cómics o incluso a personajes de series como Marvel o DC. Se distinguen por sus peinados coloridos y por su vestimenta llamativa evocando a su personaje preferido. Se debe hacer una leve distinción de la cultura Cosplay, ya que se asemeja mucho al movimiento Friki pero en la mencionada al principio, el intérprete busca ser la réplica casi exacta del personaje.

Día del orgullo Friki: características de estas personas

Se los consideran personas con una vida social irremediablemente unida a Internet dentro de su ámbito laboral como también en su tiempo libre. Por ello, es muy fácil que el Freak esté inmerso en redes sociales, juegos online multijugador y lo convierte en un consumidor compulsivo de tecnología de última momento. Así es que suelen ser los primeros en conseguir los últimos productos de moda, como por ejemplo teléfonos inteligentes de nueva generación o dispositivos de música novedosos. En general a los geek o frikis no les gustan las etiquetas para clasificarlos, debido a que no siguen dogmas, sino que se caracterizan por ser librepensadores. Aunque si bien se podría coincidir que no hay requisitos específicos para ser “Friki”, solo se tiene que sentir pertenencia y con eso basta. Podemos encontrar ensayos más exhaustivos sobre el tema como lo es “Dentro del laberinto Friki”, libro de Cristina Martínez en el que se busca mostrar una mirada sociológica del fenómeno, intentando dar luz a esta subcultura de la que poco se sabe. Socióloga con honores, profesora en la “Escuela Universitaria de Magisterio ESCUNI” y  especialista en la cultura de masas de nuestro tiempo, sigue estudiando el comportamiento de estos sucesos y dando charlas a quienes quieran escucharla.

Lo primero que veremos al leer “Dentro del laberinto Friki” es que la mirada de la autora es limpia sin condescendencia ni tolerancia voluntariosa. Tampoco hay glorificación acrítica ni se denota un desprecio o clasicismo cultural alguno.

Cabe destacar cierto lenguaje propio de este colectivo como lo es la inclusión de términos anglosajones abreviados en siglas, mezclados con el castellano para enfatizar expresiones, sobre todo en el ámbito informático o técnico. Como por ejemplo, los emoticones (xD -:D – ^^! – O.O –oO), abreviaturas y siglas usadas en dichos lenguajes tales como “LOL”, acronímia en inglés para referirse a una situación que produce mucha gracia hasta producir una carcajada. O también podrán utilizar vocabulario propio de su película favorita, serie o comic, llegando a poder recordar los más extensos diálogos de cada uno de sus personajes.

La gran destreza en el campo informático es un factor muy común entre los integrantes de esta cultura. Por lo cual deja la puerta abierta a la posibilidad de que varios de ellos sean Hackers o intenten serlo. Aquellos con esas aspiraciones son denominados Wannabe, palabra de origen inglés que traducida al español significa “quisiera llegar a ser”. O dentro de su jerga pueden agregarse términos para aquellos que no han llegado a un nivel técnico respetable en el mundo Hacker pero creen ya haberlo logrado y alardean de sus habilidades en programas de fácil manejo por auténticos Hackers. Son estos denominados de manera negativa como “Lammers”.

Imagen Día del Orgullo Friki

Día del orgullo Friki, una celebración desde 2006

Desde el año 2006, todos los 25 de Mayo los fanáticos Frikis, Otaku o Geek, tienen su día para celebrar esta comunión en la cual se encuentran miles de frikis a lo largo y ancho del mundo sin fines claros más que la idea de reunirse, conocerse y compartir un grato momento en el cual se muestran sus atuendos. Comparten charlas, intercambian libros o compran camisetas y objetos de su afición.

La iniciativa fue originada desde España con una fuerte campaña vía internet y el apoyo de personalidades como el famoso bloguero Germán Martínez (señor Buebo), creador del sitio “Orgullo Friki”, siendo la principal web en promover el evento. La reunión convocó a más de 300 aficionados en la ciudad de Madrid en la cual se representó un gran Pacman humano, evocando a su creador Tōru Iwatani. También se realizó una pequeña Bookcrossing o en Español “suelta de libros”, que consiste en abandonar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harán lo mismo. Y como tercera actividad, fue la venta de camisetas oficiales del evento con la reseña “Orgullo Friki- Dominaremos el mundo”. 2 años más tarde esto se vio replicado en EE.UU., donde fue celebrado por grandes periodistas, blogueros y programadores como John Derbyshire. Este no perdió la oportunidad para desfilar por la quinta avenida en New York, alentando a que los fanáticos lo reconozcan a pesar de su vestimenta. Compartiendo esta fiebre, después se sumaron países como Canadá, donde tuvo un punto de encuentro en la casa del Museo de Ciencia y Tecnología de Ottawa, capital de este país. También Budapest (Hungría), Tel Aviv (Israel) o Gothenburg (Suecia).

El día elegido tiene varias razones de ser. En principio por ser el aniversario del estreno de la primera película de “La guerra de las galaxias” Star Wars Episodio IV: “Una nueva esperanza”, franquicia creada por George Lucas en el año 1977 que ha impactado a varias generaciones a lo largo de la historia. También se eligió la fecha en honor al escritor y guionista de la novela de ciencia ficción “La guía del autoestopista galáctico” de Douglas Noël Adams y en conmemoración de la saga MundoDisco de Terry Pratchett, conjunto de relatos cortos ambientados en un universo ficticio. Su obra ha dado pie a títulos en otros medios, como también a los videojuegos, series de animación y películas para televisión.

Los verdaderos Frikis pueden llegar a coleccionar infinidad de objetos y costosas réplicas de elementos utilizados en su serie favorita, como también muñecos de sus cómics, con un nivel de detallismo del cual solo un fanático real podría apreciar pagando por ellos grandes cantidades de dinero. También la caracterización del personaje llega a tener una gran importancia, desde la inversión en un buen maquillaje o en la compra de perfectas máscaras o disfraces. En la cotidianidad de sus vidas también eligen estar rodeados de imágenes de su afición, como también en su hogar podremos encontrar en tazas, carteles, camisetas, llaveros, etc. Son, sin duda, unos excéntricos apasionados. Sino, de otra manera no se explicaría esta extrema devoción que mueve multitudes alrededor de todo el mundo.

No sabremos cuáles serán las próximas sedes que se iniciarán en esta propuesta que seguro serán varias, pero de lo que sí podremos tener certeza es que esta fecha tomará fuerza y trascendencia en los países. Miles de personas ya lo esperan con mucha ansia y se irán agregando más y más adeptos nuevos. Incluso su fervor es de tal magnitud, que en páginas web frikis ya han creado cuentas regresivas con el formato del reloj de “Volver al futuro”. En breve tendremos noticias de un nuevo país que se hará eco de esta ola. Celebrando la diversidad de gustos, el joven evento se proclama como un libre espacio para que cada persona pueda ir a compartir su pasión sin el ímpetu de estar juzgando la afición ajena y respetando a cada compañero friki de cualquier parte del mundo.